Las 5 razones por las que nos gusta hacerlo en un motel

FANTASÍAS AL ALCANCE DE UNA LLAMADA Esto me encanta y sé que a muchos de los que disfrutan de las maratones del amor también y es el usar juguetes, accesorios, bebidas o alimentos para incrementar el placer en pareja.

Existen cientos de tabúes y prejuicios al momento de buscar un nido de amor cuando queremos con nuestra pareja pasar de los besos a un plano mucho más íntimo y caluroso

Para ello necesitamos un espacio que nos permita actuar de manera natural e instintiva, sin prejuicios, cómodos y con el tiempo suficiente para dejar en las sabanas la energía que hemos venido acumulando.

El mito que hay acerca de estos populares lugares lleva detrás un sinfín de sinónimos asociados a temas de infidelidad, encuentros prohibidos y en los casos más extremos demostraciones de poder en busca de algún tipo de beneficio laboral o económico a cambio de intimidad.

Afortunadamente, han sido más las experiencias positivas que hemos tenido la fortuna de escuchar de amigos, que aquellas en las que se ve al “motel” (para nosotros los mejores moteles) con una connotación negativa, resultando ser un espacio armonioso para celebrar desde un aniversario hasta un reencuentro apasionado de parejas separadas por largas distancias y por mucho tiempo.

Acá mencionaremos algunas ventajas que tiene vivir la experiencia de “moteliar” un término tan castizo, particular y nuestro como los mismos moteles:

1. SABEMOS A QUE VAMOS!

Lo mejor de “moteliar”, es que sabemos a que vamos, el plan de películas, cena y conquista en este punto ya ha sido superado y si nuestra pareja acepta seguro es porque hay mucha ropa por medio y queremos sacarla a volar y desordenarnos desnudos, contra la puerta, en la cama y el baño (o moteles con jacuzzi si hiciste una inversión mayor o moteles con sauna).

2. ¿Y LA PRIVACIDAD QUÉ?

El sentir besos en la espalda o caricias en las piernas detona una rica y extraña sensación entre cosquillas y ansiedad, algunas pocas veces controlable, pero cuando no lo es, resulta bastante difícil contener la emoción sin hacer algún tipo de ruido o sonido normal, algunas veces puede parecerse a la risa, otras a una furia asociada a una posesión o tal vez algo similar a una tierna gatita asmática, pero sea cual sea la expresión de la excitación no resulta cómoda para tus vecinos de cuarto y más aún cuando ellos son tus papás o algún otro familiar o amigo que no concilia fácil el sueño. He aquí otra gran virtud de un motel “La privacidad”, allí no nos importan los decibeles de los gritos, ni los estruendoso que suenen unas buenas nalgadas a nuestra pareja, pues al resto de vecinos de cuarto en el motel no les importa lo que estas haciendo y no vas a tener la incomodidad de miradas intimidantes por tus fogosas expresiones de amor.

 

Adicionalmente, el personal es perfectamente entrenado para hacerte sentir cómodo como en casa, pero con la salvedad de que ellos ya saben como van a terminar las cosas con tu pareja y van a esmerarse por hacer de tu estadía una agradable experiencia y mas si es un motel con decoración.

 

Reservar un motel VIP

3. NO HAY DESORDEN BAJO LA CAMA

Una de las labores menos placenteras es tener que organizar el cuarto o la casa, y más aún cuando las demostraciones de afecto quedan marcadas por todo lado, zapatos en las sillas, pantalones en la mesa, aretes en el piso y el baño, ropa interior en las almohadas y sobre el escritorio, ¡somos todos unos tornados cuando de demostrar amor se trata!.

Teniendo en cuenta que “el tiempo es oro” como para andar organizando y nuestro amor desmedido acabo con la armonía del cuarto, aquí sentimos una luz que se abre de lo alto y nos dice “tranquilo tu pago incluye organizar el desorden” seguro el pensar y saber esto es un bálsamo de tranquilidad y solo hay que preocuparse por salir bonitos y bien puestos cuando el tiempo ha finalizado, incluso si te tomaste el tiempo de buscar moteles económicos.

Reservar un motel VIP

4. Y EL ASEO…

En el amplio espectro que hay de refugios para amantes, aquellos moteles que se destacan por su pulcritud e inocuidad tienen su éxito asegurado. Sábanas blancas y suaves, pisos relucientes, equipamiento sanitario debidamente rotulado y elementos de cuidado y aseo personal presentados impecablemente y muy organizados, son la mejor carta de presentación frente al “moteliador” Amateur o Profesional. Espacios debidamente señalizados, áreas amplias y ventiladas, nos darán la tranquilidad de disfrutar a plenitud y con confianza la intimidad en pareja.

La leyenda contada por el mojigato dice -¡cuarticos de cuantos más, sin saber que tipo de sujetos y mujeres de procedencia desconocida han estado ahí!, y seguramente será el pensamiento de unos pocos que no han tenido la oportunidad de conocer un poco más de lo que se rumora y comenta, pero la realidad es totalmente diferente y existe una normatividad higiénico-sanitaria muy estricta, con planes de aseo y desinfección rigurosos, protocolos de limpieza y cuidado permanentes que garantizan a los amantes un espacio agradable y apto para el amor a flor de piel.

5. FANTASÍAS AL ALCANCE DE UNA LLAMADA

Esto me encanta y sé que a muchos de los que disfrutan de las maratones del amor también y es el usar juguetes, accesorios, bebidas o alimentos para incrementar el placer en pareja, una ventaja que tenemos en los moteles, pues con solo una llamada puedes tener desde una cerveza helada y espumosa hasta un estimulante anillo vibrador que seguramente no tendremos en nuestra casa o apartamento en la mesa de noche y menos aún nos lo llevan al cuarto con una llamada como si sucede cuando vamos con nuestra pareja a los mejores moteles de Bogotá

EN CONCLUSIÓN, lo que vivimos y sentimos en los mejores moteles seguro serán nuestros más secretos y placenteros recuerdo en nuestra memoria sexual.

Te recomendamos disfrutar de...
los mejores Moteles VIP